Diagnóstico Agrícola

INTRODUCCIÓN AL DIAGNÓSTICO AGRÍCOLA

1. Definición

El diagnóstico agrícola consiste en una herramienta de trabajo que nos permite en base a unos análisis de suelo/sustrato, agua de riego y material vegetal, relacionar la nutrición de la planta con la dosificación de fertilizantes con el objetivo de optimizar los procesos de fertilización de un cultivo bajo unas determinadas condiciones agroclimáticas.
Evidentemente, el diagnóstico agrícola cobra especial relevancia, cuando se trata de agricultura intensiva, donde cualquier factor puede influir notablemente en los rendimientos. De esta manera, es especialmente crítico cuando hablamos de fertirrigación, y aún más cuando hablamos de hidroponía.
Está claro que la producción de cualquier cultivo es consecuencia de la acción sinérgica de innumerables factores que interactúan a través del tiempo y del espacio, dando como consecuencia unos malos o buenos rendimientos, con alta o baja calidad de los productos cosechados.
Muchas veces se oye comentar cosas como “este año he utilizado un producto fertilizante que ha hecho aumentar un 10% mi cosecha de tomates”. En realidad lo que habría que decir es “escogí una buena semilla para mis condiciones, sembré en la época acertada, preparé bien el suelo, acompañaron las condiciones climáticas, mantuve un adecuado estado sanitario en mi cultivo, utilicé una adecuada infraestructura para la aplicación del riego y los fertilizantes, manejé bien el riego con agua de buena calidad, llevé a cabo unas correctas labores culturales, diseñé un adecuado plan de riego y abonado adaptándolo en cada momento a las condiciones agroclimáticas, y, por último, utilicé productos fertilizantes de calidad que me permitieron ejecutar correctamente mi plan de abonado, con lo que finalmente, con todo ello, pude aumentar un 10% mi cosecha de tomates”.
Además, todo lo anterior debe ir ligado al mercado, no olvidemos nunca que la agricultura es una actividad lucrativa, donde los rendimientos no deben medirse en Kg/Ha, si no en $/Ha, donde la calidad postcosecha de los productos y la elección del mercado en tiempo, producto y cliente, son cruciales para la viabilidad económica de los proyectos agrícolas.
Tras esta pequeña introducción, y centrándonos en los métodos de diagnóstico, podemos decir que éstos incluyen dos procesos principales:
• Adquisición de datos
– Recopilación de toda la información disponible sobre el cultivo y sus condiciones agroclimáticas: clima, localización de las parcelas, tipo de suelo/sustrato, frecuencia y dosis de riego y abonado, infraestructura de riego y fertilización, orografía, cultivos previos, edad en cultivos arbóreos, cosechas o rendimientos anteriormente obtenidos, plagas y enfermedades comunes, plaguicidas utilizados, análisis anteriores de suelo, agua, foliares, etc.
– Muestreo y preparación de las muestras: “nunca el análisis puede ser mejor que la muestra”.
– Determinaciones o análisis de las muestras.
• Interpretación de los datos adquiridos
Para ello podemos tener como base la comparación con diferentes normas o referencias, si bien el diagnóstico agrícola es algo más complejo que una simple comparación de valores.
Los niveles de referencia que encontramos en la bibliografía, no pueden tomarse como un dogma de fe, de nada sirven si no somos capaces de adaptarlos convenientemente, en base a nuestra experiencia en el tema y en la zona, a las condiciones específicas de cada una de nuestras parcelas de cultivo, teniendo en cuenta cultivo y variedad, características del suelo, agua de riego empleada, manejo de riego y fertilización, técnica de cultivo, estado fenológico de la plantación, condiciones climáticas, época del año, condiciones sanitarias del cultivo, etc.
Evidentemente el diagnóstico agrícola debe dar respuesta a una serie de preguntas que se le plantean al agricultor, como son:

– ¿Está el nutriente X en nivel deficiente?
– ¿Están los nutrientes en su correcto equilibrio y cantidad?
– ¿Existen problemas de salinidad?
– ¿Existe alguna toxicidad?
– ¿El programa actual de riego y abonado es correcto?
– ¿Existe un correcto manejo y monitoreo del riego y la fertilización?
– Si existe alguno de estos problemas ¿qué acciones hay que efectuar para solventarlo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s